Los Caligaris: “No queremos a ningún alma quieta”

Los Caligaris vienen presentando su séptimo material, “circología”, desde mediados del año pasado. Hablamos con Mauricio Ambrosi, percusionista de la banda cordobesa, quien nos cuenta algunas intimidades y como se preparan para el increíble show del 20 de febrero en Baradero.

Dicen que “nadie es profeta en su tierra” pero ustedes en Córdoba lograron derrocar esa frase ¿Cómo y cuando comenzaron a identificar el éxito que les traía “los caligaris”?

No creemos ser exitosos, si luchadores por lo que creemos nos gusta, que es tocar, girar y mostrarle a todo aquel que esté dispuesto a recibir “la dosis caligaris”.

Córdoba es una provincia difícil, porque tenemos nuestro propio folclore, el cuarteto, un género potente. De niños mamamos nuestra música, por eso se nota en nuestras composiciones. Somos un grupo numeroso y la diversidad de gustos musicales nos lleva a mezclar todo y sale lo que nos sale.

El nombre de la banda nace a partir del circo al que algunos de ustedes pertenecían, donde contaban la leyenda de un payaso llamado ‘Caligari’ que, mientras desarrollaba una rutina, murió en el picadero sobre el aserrín y el público lo aplaudió de pie creyendo que era parte de su presentación. ¿Qué los marca de esta historia, más allá del circo, para identificarse con ella?

Nos parece importante el hecho de dar todo hasta el final, por más complicaciones que se presenten. Creemos que la pasión es fundamental para cualquier aspecto de la vida: trabajo, familia, amor, nada funciona sin pasión por lo que uno cree.

Un show de ustedes es sinónimo de diversión asegurada, con rutinas circenses y colmado de baile de principio a fin, es importante destacar el profesionalismo con que despliegan la alegría ¿Cómo hacen para que, con 18 años juntos, siga esa especie de magia en el escenario y la buena conexión que se percibe en el grupo? ¿Cómo es el trabajo de cada uno a la hora de crear sus presentaciones?

caligarisNos conocemos de niños, varios desde jardín de infantes, pasando por primaria, secundaria, etc.

La amistad es un pilar fuerte en el grupo, con decirte que antes de grabar el nuevo disco “Circología”, hicimos terapia de grupo para afianzar y limar asperezas mal curadas, una gran experiencia humana que nos fortaleció.

En Caligaris todas las tareas están repartidas de manera natural, cada quien con su deber que mejor le sale: varios componen, hay quien se encarga de la parte contable, logística, redes sociales, manejo de agenda, etc.

Hoy en día estamos en una gran compañía discográfica pero así mismo seguimos encargados de todos esos asuntos, porque nos gusta estar trabajando de esto y pensamos que es lo único que más o menos nos sale bien JAJAJA!!!

Ustedes fusionan cumbia, ska y cuarteto, entre otros ritmos asociados a la fiesta. Algunas de sus letras llevan una marca triste o introspectiva, pero trayendo positivismo de una manera muy original con los ritmos ¿Cómo suceden sus composiciones?

Simplemente son historias de vida, propia de los autores o de algún familiar, algún conocido o imaginarias, pero que de cierta forma a todos nos pasa en algún momento de la vida ¡¿A quién no le pasó lo del “Cara de pipa”?!  bueno… a mí no… cuack!!

Hablando en serio, tuvimos fortuna de conocer y pegar onda con Marcelo “Balde” Sposito (ex bajista de Kapanga) una persona increíble y talentosa, lleno de letras y melodías tremendas. En “Circología” participó activamente con canciones como “Todos Locos”, “Que Corran”, y mas aportes a lo largo de estos últimos años de Caligaris. Nos gusta incluir canciones de otros autores, creemos que le da frescura al grupo y otra mirada artística.

Tienen una relación muy estrecha con México y con algunos de sus artistas, de hecho, en su último disco tienen como invitado a Lupe Esparza, un cantante de cumbia mexicano. ¿Cómo emerge esta relación con dicho país?, ¿Cuáles son los temas que más les piden los hermanos mexicanos?

Gracias a “Los Auténticos Decadentes” la banda está en Mexico. Por allá, por el año 2007, nos solían llegar correos de un mexicano, Noé Hernández, que siempre nos alentaba a ir. Una chica que estuvo viéndonos en Córdoba también nos ofreció su casa. Nos costaba creerlo y asimilarlo, hasta que un día, compartiendo escenario con Los Decadentes nos dijeron: “Tienen que ir a México, están sonando entre la gente”. Desde ahí lo empezamos a pensar seriamente, porque era toda una apuesta. Nuevamente Los Decadentes nos contactaron, porque ellos estaban organizando su próxima gira por el país azteca, y nos ofrecieron tocar de teloneros en dos shows en México… digamos, nos prestaban el escenario e instrumentos, había que ir. Y así fue, contactamos con esta chica para que nos hospedara y a Noé, que también nos insistía y nos decía que podía conseguir otras cosas. El primer lugar donde tocamos fue en Monterrey, al norte de México y luego en DF, en el teatro Metropolitan, fue maravilloso.

Las canciones que más nos piden son “Kilómetros”, “Mi estanciera y yo”, “Quiéreme así”, ”Razón” entre muchas más que tratamos de complacer al mil por mil.

circologia“Circología” su séptimo disco estudio, lo presentaron en un tour por varios países Latinoamericanos y Europa. Esto de lo itinerante parece estar presente desde sus raíces, pero, ¿Qué sentimientos trae un Caligari a la hora de regresar a casa? ¿Cómo vivieron este tour?

La familia es nuestro respaldo, es el apoyo incondicional, nuestro supuesto “éxito” en realidad es de ellos y ellas que soportan horas, semanas de ausencia, distancia, y es difícil… Por eso las sensaciones son las más lindas al regresar. Es un reencuentro permanente y siempre esperado.

El tour fue intenso, cuarenta días fuera del país, girando por toda España y luego por México. Muchos aeropuertos, pruebas de sonido, comer en horarios muy extraños, pero en fin, nos gusta esa adrenalina, mezcla de agotamiento y ganas extremas de tocar.

Este 20 de febrero van a estar tocando en el increíble festival de Buenos Aires “Rock en Baradero” ¿Cómo se preparan para esta presentación?

Para “Rock en Baradero” tenemos preparado un recital a lo Caligari: Toda la carne al asador, bien arriba, no queremos a ningún alma quieta. Poseemos una gran expectativa del festival, ya que es súper importante en cuestión de programación, logística y trayectoria. Nosotros entrenamos como los equipos de fútbol para rendir al máximo y dejar todo en el escenario.

Entrevista: Florencia Girasole / Fotografias: Prensa Caligaris